Por Iberoamérica, sus países, empresas y ciudadanos

"Un firme compromiso y una clara apuesta por los países de Iberoamérica , a través de una mayor y mejor inversión que aumente nuestro potencial de crecimiento y genere empleos de calidad". De esta manera, los empresarios liderados por las organizaciones del Consejo de Empresarios Iberoamericanos, CEIB, cerraban el XIV Encuentro Empresarial Iberoamericano celebrado en República Dominicana recientemente. Acto del programa oficial de la XXVIII Cumbre Iberoamericana de jefas y jefes de Estado y de Gobierno, organizado conjuntamente con la Secretaria General Iberoamericana, SEGIB, es, sin duda, la gran cita empresarial de la región y un claro ejemplo de diálogo y de colaboración público-privada real.

Foto de familia miembros CEIB y OIE

 

"Un firme compromiso y una clara apuesta por los países de Iberoamérica , a través de una mayor y mejor inversión que aumente nuestro potencial de crecimiento y genere empleos de calidad". De esta manera, los empresarios liderados por las organizaciones del Consejo de Empresarios Iberoamericanos, CEIB, cerraban el XIV Encuentro Empresarial Iberoamericano celebrado en República Dominicana recientemente. Acto del programa oficial de la XXVIII Cumbre Iberoamericana de jefas y jefes de Estado y de Gobierno, organizado conjuntamente con la Secretaria General Iberoamericana, SEGIB, es, sin duda, la gran cita empresarial de la región y un claro ejemplo de diálogo y de colaboración público-privada real. Se ha consolidado como un verdadero punto de encuentro de nuestro ecosistema productivo y el mejor escenario de la realidad empresarial de Iberoamérica. En la cita de Santo Domingo no solo se superó el número de asistentes, más de 1.500 participantes y 100 panelistas, sino que también representó un hito en el diálogo y las aportaciones del sector empresarial al suscribir, los miembros de CEIB, lo que hemos llamado el compromiso con la inversión, una clara declaración de intenciones.

En un contexto histórico complejo, con enormes desafíos y también oportunidades, para que Iberoamérica alcance un verdadero desarrollo sostenible, es fundamental volver a la senda del crecimiento económico. En ello, la inversión privada juega un papel fundamental. El manifiesto de CEIB incluye "un mensaje claro sobre el papel de las empresas en nuestras sociedades y en nuestra región, esta gran Iberoamérica de todos: sin iniciativa privada no hay desarrollo. Los empresarios no somos el problema, sino la solución". Ante los jefes de Estado que participaron en el Conversatorio del Encuentro Empresarial, que representa el cierre del programa empresarial y el inicio de la cumbre política, los empresarios apostaron por un nuevo pacto social, que promueva las alianzas público-privadas y comprometa a todos los actores con el desarrollo sostenible, procurando retomar el crecimiento sin dejar a nadie atrás. En el texto del manifiesto se reclama y se promueve la defensa de los derechos de propiedad y la libertad de empresas, instrumentos claves para reducir los costes de transacción, mejorar la asignación de recursos y estimular la innovación. Asumen el reto de la transformación digital de nuestra región, impulsando la mejora de nuestra productividad y competitividad, superando brechas y alentando la innovación y el emprendimiento. Un claro y rotundo compromiso por invertir en el desarrollo de capital humano. Y un llamamiento a tener muy presente y como prioridad los desafíos en materia de infraestructuras, poniendo de manifiesto su disposición a colaborar en los grandes proyectos que integren y conecten Iberoamérica. Junto a ello, el reconocimiento a la existencia de significativas brechas de género que condicionan el presente y el futuro de nuestras sociedades ante el que asumen "el compromiso de promover una mayor integración de la mujer en el ámbito empresarial, evitando toda forma de discriminación arbitraria". Abogan por promover la transparencia y la ética pública y privada "para alentar la inversión y mejorar la percepción de confianza de nuestras sociedades y se comprometen a "invertir en empresas y proyectos que generen un triple impacto positivo -económico, social y ambiental- alentando el cuidado del medioambiente, la inclusión social y la transición energética".

Debemos recuperar el atractivo de nuestra región como destino de inversiones mundiales. Para tal fin, se debe trabajar por la libertad de empresa y la libertad económica, dos factores fundamentales para impulsar el desarrollo económico de nuestra región. Del mismo modo, defender la implementación de marcos normativos adecuados y estables, que faciliten de manera armónica las legítimas aspiraciones y anhelos de los distintos grupos de interés de nuestras sociedades, evitando ausencias o excesos. Las alianzas público y privadas son una herramienta idónea en busca de la prosperidad. En el Puerto de Sans Souci, y en un espacio creado ex profeso para el Encuentro Empresarial, los expertos abordaron entre otras cuestiones, la innovación empresarial como pilar para el desarrollo económico; la sostenibilidad, la acción climática, el compromiso social y los nuevos modelos de financiación; las perspectivas económicas de Iberoamérica; la igualdad de género como motor transformador de las nuevas transiciones; infraestructuras, energía y transición ecológica; conectividad y transformación digital como base para una innovación productiva y sostenible; y el turismo en la región, como la gran palanca para la recuperación. Una ocasión única para estrechar lazos y perseverar en nuestro afán de construir entre todos más empresas y más región. Nos mueve el empeño de reforzar el compromiso con los valores de la libre empresa, el diálogo, las libertades, la seguridad y un clima favorable para la inversión.

Estos días hemos hablado nuevamente con una sola voz de democracia; multilateralismo; alianzas estratégicas; integración regional; seguridad jurídica y política; competitividad, gestión, retención y reciclaje del talento, innovación: digitalización; o sostenibilidad. Estos principios son nuestra razón de ser, y estos días en Santo Domingo han servido para reflexionar sobre ellos y hacer partícipes a los jefes de Estado y de Gobierno de toda la región de su trascendencia. Uno de los momentos destacados a lo largo de estas jornadas ha sido la celebración de la XXXI Reunión de Presidentes de Organizaciones Empresariales Iberoamericanas, con la participación de los líderes de las cúpulas miembros de la Organización Internacional de Empleadores, OIE que conforman CEIB. Una cita que se viene celebrando desde hace más de 30 años, incluso antes de la existencia de las Cumbres Iberoamericanas. Los jóvenes empresarios han tenido también su espacio propio al celebrar la XII edición del Congreso Iberoamericano de Jóvenes Empresarios, su gran cita anual organizada por FIJE (Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios), uno de los mejores colaboradores de SEGIB y CEIB en todas sus iniciativas. Centraron sus trabajos en la importancia de incentivar el emprendimiento, apostar por la educación y la formación adaptada al mercado laboral, y la necesidad de poner en valor el talento y, sobre todo, retenerlo y reciclarlo de cara a las futuras generaciones.

La próxima cita es en 2024 en Ecuador, en una Cumbre donde los empresarios iberoamericanos volverán a estar presentes de forma activa y comprometida.

 

Puedes leer la noticia en El País

Actualidad reciente

Ver toda la actualidad
premio
Nota de prensa
20.05.2024

Narciso Casado recibe un galardón en reconocimiento por su labor en la promoción de la actividad empresarial entre Chile y España

El director de Relaciones con Iberoamérica de CEOE y secretario permanente de CEIB, Narciso Casado, recibió un galardón por parte de ProChile en reconocimiento a su contribución e intenso trabajo en favor del desarrollo de la actividad empresarial y la promoción de los lazos entre Chile y España. Fue Ignacia Fernández, subsecretaria del Ministerio de Agricultura chileno, quien le hizo entrega del premio acompañada por el director general de ProChile, Ignacio Fernández.